Blogia
instaladoenungerundio

Desregulación Salvaje

Esta noche voy a llorarle a una guitarra. Voy a dejar que sea el alma y no el cerebro la que tome el control y se desborde, inundando a su paso un par de miedos y complejos.

Romperé mis cuerdas vocales gritando a los acordes y no a ti. Me acordaré de las letras más bonitas a medida que la melodía invada el escenario y olvidaré el resto. Me quedaré sola entre la gente.

Y será entonces cuando la maldita guitarra me recoja entre sus brazos y me cante al oido lo que nadie más puede hacer. Seré única por un instante, nadie más sentirá lo mismo al mismo tiempo. Solo ella probará mis lágrimas y se humedecerá mientras los demás permanecen impermeables.

Se convertirá en un secreto de los que nadie conoce porque es demasiado efímero. Porque solamente durará una canción.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres